Princesas Rebeldes, las otras princesas ;)

“Ahora es demasiado tarde Princesa.

Búscate otro perro, que te ladre Princesa.”

Joaquín Sabina

El otro día me paré a mirar un enlace que circulaba por Facebook en el que se hablaba acerca de la educación de princesas que nos dan a las chicas o mujeres desde que somos bien pequeñas. Por resumir un poco, el artículo trataba sobre cómo vivimos queriendo convertirnos en las princesas de cuento, pero sin acabar comiendo perdices. Menciona que desde que somos niñas nos inculcan los vestidos de tul, el rosa, el príncipe azul y la belleza como única forma de alcanzar la felicidad. El texto me gusta mucho, la verdad, pero también hay que decir que hoy en día, muchas pasamos de ser ya ese tipo de princesas. Ahora nos gustan otros colores, hemos dejado de ser dependientes del amor y nos atrevemos a vivir solas y a salir adelante. Comemos y nos vestimos como queremos y en general creo que estamos avanzando mucho en conseguir ser felices por nosotras mismas. Pero también creo que muchos hombres ayudan a que cada vez podamos ser más independientes, asumen que ya no tienen el mismo papel en nuestras vidas. De hecho, a favor de muchos diré, que ya en mi generación no tienen esa mentalidad machista y saben vernos como iguales en los temas de pareja. Siempre hay excepciones, por desgracia. Esperamos que cada vez sean menos.

Bueno y como iba diciendo, y con permiso de ellos, hoy el post está dedicado a las “otras princesas”. A mí me gusta mucho esta palabra y conozco a muchas mujeres que son verdaderas princesas, pero no del tipo de las que he empezado hablando. Vamos a llamarlas Princesas Rebeldes.

A mí me encanta el color rosa, soy romántica hasta la médula y me emociono con cada palabra que se dice en una película moñas. Pero entre otras cosas, he decidido cuidarme a mí misma por encima de cualquier cosa o persona. Porque no va a servir de nada que yo intente gustar a los demás y ser agradable, siendo la amiga perfecta, la hija perfecta, la esposa perfecta, la hermana perfecta… la mujer perfecta, si no me encuentro bien conmigo misma. Y con encontrar me refiero a literalmente “encontrarme a mí misma”.

El libro que estoy leyendo ahora mismo tiene una protagonista a la que educaron en esta idea de princesas que viven por y para buscar la felicidad que solo se encuentra en la idealización de un príncipe azul, ser bella o no ser nada, dejarte domar y callar. Y ella misma le cuenta a su hija pequeña, cuando intenta consolarla, que no llore porque es una princesa que ya encontrará un príncipe bueno, que la quiera, y que será una niña guapa. Pero en realidad creo que lo que va a hacer es encontrase a sí misma por encima de todo y de todos. Tenía muchas ganas de leerlo y me está gustando mucho. El libro es: Los ojos amarillos de los cocodrilos de Katherine Pancol. Es el primero de una trilogía, así que ya contaré qué tal es.

los-ojos-amarillos-de-los-cocodrilos

Hoy no quería extenderme mucho, porque estoy preparando otro tema, pero quería escribir un poquito sobre esto para darle vueltas. Princesas rebeldes es lo que nos toca vivir hoy en día. Teniendo todo lo que nosotras consideremos que necesitamos y siendo todo aquello que queremos ser. Que somos fuertes y que cuidarnos es importante. Algún día tenemos que hablar sobre el tema de la inteligencia emocional y otros temas para aprender a cuidarnos un poquito. A descubrir nuestro propio camino. A pensar que si no se puede hacer todo en esta vida y estar en todas partes no pasa nada, porque estamos tomando decisiones por nosotras mismas y actuaremos en consecuencia. Que cuidar de otra persona no funciona si no nos cuidamos antes a nosotras mismas. Y que nos cuiden y dejarnos, también es importante.

Mirad, no podía faltar un cuento, este es ideal para esa pequeña que quiere ser princesa, pero de las que no les gusta el rosa, no quiere ponerse faldas y brilla con luz propia. Se lo dedico a Daniela, que ya da pasitos con fuerza, y a Lara, que también los va a dar.

cuento princesas

Sé que ha sido corto, pero era una reflexión.
¡Que vivan las princesas, las Princesas Rebeldes!

Aquí os dejo una canción para mover esas caderas de princesas que va a pegar fuerte este verano. Bailando, de Enrique Iglesias… un despertar. Se la dedico a todas esas Princesas Rebeldes. Que tengáis un buen fin de semana!!!!

 

 

Anuncios