El día dedicado a otros mundos

“En algún lugar de un libro
hay una frase esperándonos
para darle un sentido a la existencia”
Cervantes.

 

Vuelvo un día como hoy, sin pretender expandirme demasiado porque me gustaría coger ritmo de una vez por todas. Sigo leyendo los blogs de las demás y preguntándome cuándo voy a tener tiempo para el mío propio, aunque sea por sacar un ratito para mí y para hacer algo que me gusta.

En el día de hoy he visto la excusa perfecta por muchas razones, pero la primera es porque es un día que celebramos mundialmente que los libros existen. Con todos sus géneros, tamaños, formatos y colores, pero sobre todo porque los libros son aquellos elementos que nos transportan a mundos diferentes del que vivimos día a día.

No puede haber mejor razón para leer un libro que el simple hecho de viajar por un ratito a otro lugar, a otra época, a conocer a personajes con los que te indentificas, con los que nunca querrías cruzarte, de fantasía y hasta futuros compañeros de vida. Nada como los libros para aprender de todo, son siempre el mejor regalo y da igual la edad que tengas.

Yo ahora mismo no soy capaz de decidirme por cuál empezar a leer pero me gustaría retomar el ir a la biblioteca y buscar un buen libro. He pasado mucho tiempo recopilando cuentos, infantiles y no tan infantiles, y sé que seguiré haciéndolo. Pero ahora me apetece volver al mundo adulto y que me cuenten una buena historia.

Y por qué no, después de todo lo que me ha pasado en este inicio de año, me gustaría contar la historia a mí. Pero para eso quiero volver a leer.

Por lo pronto este fin de semana hemos estado de paseo por la feria del libro, no la grande de Madrid, pero hemos aprovechado que está cerca el cumple del enano y le hemos cogido algún cuento.

No me he podido resistir a tener el Monstruo de colores en pop-up y El pequeño conejo blanco. El primero es que le encanta al Azuki y lo entiende perfectamente. El segundo es un clásic que tenía muchas ganas de tener.

He pedido otros dos por su cumple y espero que me lleguen esta semana, la verdad es que tratándose de libros y cuentos para niños no me corto y me gusta mucho regalarlos. A veces pienso que el hecho de que a mí me gusten tanto hace que el Azuki también se emocione y la verdad es que cada día hacemos un ratito de cuentos y lo elige él.

Tampoco podía dejar de aprovecharme yo de la situación, y aunque no tengo muy claro aún en qué libro sumergirme (acepto recomendaciones), no he podido resistirme siendo el día que era y queriendo irme a la cama leyendo algunas páginas de uno importante para mi biblioteca: el emocionario. Hoy es San Jorge así que voy a regalarme a mí, y al renacuajo que viene, una lectura simple pero muy reconfortante del significado que tiene conocer emociones como la ilusión, el amor, la ternura, la nostalgia y la gratitud. Hoy ha caído por fin en mis manos este libro.

image1

Espero que paséis una buena semana. Esto no ha hecho más que empezar, y creoq ue vendrán más libros, cuentos e historias de aqúi en adelante. Buenas noches a tod@s.

 

 

Anuncios

Érase una vez…

“Si soy honesta debo decir que
todavía leo cuentos de hadas
y son los que más me gustan.”

Audrey Hepburn.

Como pequeño homenaje al día del libro esta semana, que fue el pasado 23 de abril, dedicaremos el post de hoy pero hablando de un tipo de libro al que cogemos mucho cariño porque son los primeros que vemos cuando llegamos a este mundo y que luego, por desgracia, muchas veces olvidamos: el cuento.

Me apetecía mucho hacer un post como este porque en los cuentos encontré muchas respuestas. Podemos pensar que estas historias se quedan en la etapa de la infancia que casi no recordamos ya, pero pueden volver a nosotros. Quería dedicarles unas palabras, por lo menos por todo aquello que me han dado ellos a mí.

Y por si no llegáis al final, si sois padres o madres, o algún día lo seréis, dejad que lo que más tengas sea cuentos, sean historias de animalitos, niños y niñas y de seres extraños. Hacedles una pequeña biblioteca a la que vayan todos los días y os los cuenten, sin saber leer. Eso no está pagado.

Así que ahí vamos.

El primer cuento del que quería hablaros ha sido un clásico de hoy día: Adivina cuánto te quiero. Y es que para mí supone un recuerdo precioso de mi última etapa activa en los campamentos. Ya hablaremos en otro momento del campamento, porque se lo debo, pero de momento seguimos con los cuentos. Este libro lo recomiendo 100% a todas las mamás para que se lo regalen a sus niños y niñas, para decirles lo mucho que les quieren, les va a encantar. Porque cuántas veces nos preguntamos si habremos dicho suficientes veces “te quiero” a una persona a la que realmente queremos. Nuca muchas son demasiadas. Es lo que en moda se llama “un básico”, pues este tesoro hay que tenerlo, contárselo y escenificarlo. Debéis poner voces, moveros y que ellos lo hagan con vosotras. Es una joya.

adivina cuanto te quiero

Otros dos cuentos especiales son el de Casi o El punto, ambos de H. Raynolds. Los pongo juntos porque ambos me han ayudado a dar y explicar parte de la formación en Ocio y Tiempo libre. Con ellos se pueden contar muchas cosas, pero de las fundamentales encontramos el triunfo de la realización personal a cualquier edad. Todos llevamos dentro una parte creativa que a veces no dejamos salir. Y no me refiero a saber dibujar, sino a que tenemos grandes ideas y somos resolutivos, solo tenemos que creerlo. La gente dice que no existe la perfección, pero porque siempre debemos pensar en mejorar. Pero “casi perfecto” seguro que ocurre muchas veces. A mí me tenían que haber leído este cuento con 6 años cuando una vez en clase de plástica había que hacer un camino de una oveja a su casa pegando lana y no pude acabarlo porque el tejido, rosa, se me quedaba en los dedos y era imposible que acabara en el papel. ¡¡Tendría que haber tenido estos cuentos cerca!!!

Reynolds

Para los que ya no recuerdan lo que es enamorarse, empezad con este: Enamorados. Y es que de pequeñas el amor no surgía de hormigueos, sino con aquel que nos pegaba y nos molestaba y los mayores decían: es que está enamorado de ti. Y no entendíamos por qué nos quería de esa forma si con los papás o los abuelos eso no pasaba. Y te preguntaban las amigas de tu abuela: ¿tienes novio? Y con 4 años contestabas: claro, 3 o 4 en el cole. Todos loquitos por ti. Pero por favor, que de mayores no nos pase esto, que ya no hace gracia que quien te quiera te haga sufrir. Ya lo hablaremos, pero no dejéis que eso pase, seáis chico o chica. Este cuento es muy chulo. Es de Rebecca Dautremer.

No querría olvidarme de ninguno importante, pero es que todos tienen algo especial. Ahora estoy enganchada a los que tienen mensajes ocultos y que me gusta interpretar, a mi manera. Son cuentos para más adultos y yo los leo de día en día. Ahora están muy de moda los de un famoso ilustrador francés: Benjamín Lacombe. Yo tengo dos, Los amantes Mariposa y Genealogía de una bruja. El primero es una leyenda o cuento de amor muy muy bonita. Este cuento me inspira pasión, no sé por qué. El otro me encanta porque me considero un poco brujilla. En él encuentras dos tomos. Uno de ellos es el cuento de una bruja y el otro es una colección de hechizos y de historias sobre quiénes eran realmente brujas muy famosas como Isis, Medusa, Juana de arco, la mona Lisa, etc… No todas eran malas, como suele ocurrir. Pero tienen poderes y la gente los malinterpreta. Ahí lo dejo.

lamcome

Volviendo un poco a los infantiles, aunque ya digo que puede valer para cualquier edad, hay uno que es también todo un éxito si tenéis que hacer un regalo. ¿A qué sabe la luna? Con lo que yo me quedo de este cuento es que cuando alguien quiere conseguir algo y no puede, a veces busca ayuda y si lo mereces, habrá gente que estará ahí contigo. Y no hay que subestimar al que parece más débil y más pequeño, porque las apariencias muchas veces engañan. Pero lo mejor es que un trabajo en equipo bien hecho es el mejor camino a la meta. Y encima el cuento lo protagonizan animales, así que eso les gusta todavía más. Y este se lo dedico a Marta T, que con gran creatividad utilizó este cuento para trabajar con su clase e hicieron unos dibujos sobre la historia muy bonitos. Y Marta, no sé si lo llegaste a contar en inglés, pero lo entendieron perfectamente. Eres una gran profe.

El otro cuento especial es El árbol de las cosquillas. Afortunada quien lo reciba como regalo porque es de los presentes más bonitos que puedan dedicarnos, aunque sea un cuento. Y además tiene magia, porque tiene rima y eso a los niños les gusta mucho, les llama la atención y les hace sonreír. La poesía es una gran olvidada pero siempre tendrá poderes para todo. Y un secreto para las mamis: ayuda a que cuando lo cuentas se vayan felices a dormir, shuuuuuuu. Y lo que más me gusta es la dedicatoria del ilustrador, Poly Bernatene: Para mis hijos que me enseñaron a volar…Gracias Tani.

luna y cosquillas

Uno de los que más regalo es este. Viene muy bien para regalo del Día de la Madre, por cierto. A mí me gusta mucho y siempre que lo regaléis la persona que lo reciba se va a sentir especial. Y no puedo decir más… Pero quería por lo menos nombrarlo: Algún día de Alison McGhee y Peter H. Reynolds.

Algun dia

Hay otros dos que no quiero tampoco dejar de mencionarlos. Son dos cuentos muy bonitos. Si eres profe y quieres tratar temas de integración, estos dos vienen muy bien. Aunque tratan el tema de la ceguera, solamente, son preciosos y se pueden hacer actividades con ellos desde el punto de vista de los sentidos con todos los niños y niñas en general. Uno de ellos fue un regalo de Promesa, gracias por hacerlo tan especial. Me encanta Ana. Los cuentos son El libro negro de los colores de Menena Cottin y Rosana Faría, y Cierra los ojos de Victoria Pérez Escrivá y Claudia Rannucci.

libro negro

Uno de los últimos que me han regalado, una compi de trabajo que algo tiene que ver con este mundillo, es este: Ver la Luz de Emma Giuliani. Es simplemente la historia de la vida, en pequeñas pinceladas y acompañado por unas ilustraciones que se despliegan para poner la nota de color a la vida y el movimiento a la historia. Y la última palabra es: resistir. A mí me hizo mucha ilusión recibirlo porque dieron en el clavo con él. Ya hemos hablado del tema de los regalos y este es uno de los que se dan porque sí. Así que GRACIAS.

ver la luz

Y no me quiero dejar los que últimamente he recibido, como Pequeño catálogo de instantes de felicidad, o el Catálogo de Besos, que son una locura de divertidos y que uno de ellos ya lo habéis visto en otro post porque ya lo he mencionado. Lo vuelvo a hacer porque me encanta.

Pero no me voy a olvidar de uno especial, a quien lo ha recibido sabe que es porque no había Nada más que regalar. Y que aún me queda una persona más que va a recibirlo, esto será dentro de pocos meses. Es un cuento muy sencillo sobre una amistad muy sencilla y que seguramente uno de los dos protas refleje lo que a veces nos pasa con ciertas personas y que ya comenté en el post de los regalos: no sabemos ya qué regalar. Así que este lo clasifico dentro de mis favoritos: ¿Nada? de Patrick McDonnell. Este es el que me llevaría dentro de la maleta si tuviera que elegir dos o tres de los cuentos… es que uno solo no me llevo.

nada

Y como estos tengo un montón y me estoy dejando alguno muy bonito pero es que entonces no acabaría nunca y quería poner una muestra para que si alguien quiere más o me recomienda alguno, soy toda oídos, que con esto no tengo límites, jeje. Habrá algún otro que os mostraré en otros post tratando otros temas. O tendremos una segunda parte el año que viene 😉

Acabo con uno que nos regaló la coordinadora, Miriam, en uno de los campas que hice como monitora y que el tema de la quincena eran los cuentos. Y qué casualidad, o no, que el que me tocó a mí fue este, todo un clásico: Peter Pan. Y estoy detrás de una adaptación de Cuentos de Wendy que vi en la Fnac en Navidades pero que luego cambiaron todo de sitio y nunca llegué a apuntar el nombre ni la editorial… pero lo conseguiré.

peter pan

Por esta semana os voy a dejar. La que viene no sé muy bien cuándo publicaré, si no hay, prometo hacer doblete la siguiente.

Os dejo uno de los cuentos de una serie que yo veía cuando era pequeña y que he recuperado casi todos los capítulos. En youtube he encontrado uno de ellos: El Cuentacuentos, El gigante sin corazón. Me gustaba mucho y quería compartirlo. Feliz semana.