El día dedicado a otros mundos

“En algún lugar de un libro
hay una frase esperándonos
para darle un sentido a la existencia”
Cervantes.

 

Vuelvo un día como hoy, sin pretender expandirme demasiado porque me gustaría coger ritmo de una vez por todas. Sigo leyendo los blogs de las demás y preguntándome cuándo voy a tener tiempo para el mío propio, aunque sea por sacar un ratito para mí y para hacer algo que me gusta.

En el día de hoy he visto la excusa perfecta por muchas razones, pero la primera es porque es un día que celebramos mundialmente que los libros existen. Con todos sus géneros, tamaños, formatos y colores, pero sobre todo porque los libros son aquellos elementos que nos transportan a mundos diferentes del que vivimos día a día.

No puede haber mejor razón para leer un libro que el simple hecho de viajar por un ratito a otro lugar, a otra época, a conocer a personajes con los que te indentificas, con los que nunca querrías cruzarte, de fantasía y hasta futuros compañeros de vida. Nada como los libros para aprender de todo, son siempre el mejor regalo y da igual la edad que tengas.

Yo ahora mismo no soy capaz de decidirme por cuál empezar a leer pero me gustaría retomar el ir a la biblioteca y buscar un buen libro. He pasado mucho tiempo recopilando cuentos, infantiles y no tan infantiles, y sé que seguiré haciéndolo. Pero ahora me apetece volver al mundo adulto y que me cuenten una buena historia.

Y por qué no, después de todo lo que me ha pasado en este inicio de año, me gustaría contar la historia a mí. Pero para eso quiero volver a leer.

Por lo pronto este fin de semana hemos estado de paseo por la feria del libro, no la grande de Madrid, pero hemos aprovechado que está cerca el cumple del enano y le hemos cogido algún cuento.

No me he podido resistir a tener el Monstruo de colores en pop-up y El pequeño conejo blanco. El primero es que le encanta al Azuki y lo entiende perfectamente. El segundo es un clásic que tenía muchas ganas de tener.

He pedido otros dos por su cumple y espero que me lleguen esta semana, la verdad es que tratándose de libros y cuentos para niños no me corto y me gusta mucho regalarlos. A veces pienso que el hecho de que a mí me gusten tanto hace que el Azuki también se emocione y la verdad es que cada día hacemos un ratito de cuentos y lo elige él.

Tampoco podía dejar de aprovecharme yo de la situación, y aunque no tengo muy claro aún en qué libro sumergirme (acepto recomendaciones), no he podido resistirme siendo el día que era y queriendo irme a la cama leyendo algunas páginas de uno importante para mi biblioteca: el emocionario. Hoy es San Jorge así que voy a regalarme a mí, y al renacuajo que viene, una lectura simple pero muy reconfortante del significado que tiene conocer emociones como la ilusión, el amor, la ternura, la nostalgia y la gratitud. Hoy ha caído por fin en mis manos este libro.

image1

Espero que paséis una buena semana. Esto no ha hecho más que empezar, y creoq ue vendrán más libros, cuentos e historias de aqúi en adelante. Buenas noches a tod@s.

 

 

Anuncios

Dentro de mí

“Cuando fui a la escuela me preguntaron
qué quería ser de mayor. Yo respondí: feliz.
Me dijeron que yo no entendía la pregunta,
y yo les contesté que ellos
no entendían la vida”
John Lennon

Bueno pues parece que he conseguido volver a coger rutina después de publicar la semana pasada y volver a encontrar un ratito para hacerlo esta también. Creo que de aquí a unos meses voy a intentar tomarme más ratitos de estos, vamos a frenar un poco el ritmo de vida y a ver qué pasa.

El objetivo con el que empecé el blog hace ya casi un año, fue el de contar un poco las cosas que ocurren en el día a día, que forman parte de nosotros y que a veces no nos paramos a pensar en ellas. Muchas de esas veces ni siquiera las analizamos y no vemos lo que nos ofrecen, en el sentido positivo. Ha sido un año muy intenso, el tiempo y las fechas nos persiguen o nos acompañan, según queramos verlo. Pero al final, el resumen es que hay que continuar. La mejor forma de hacerlo es disfrutando de lo que se pueda y se quiera.

Bueno pues este post creo que va a ser uno más en la lista de los especiales y que algo me está diciendo que hago bien en contarlo. Para escribirlo, me he puesto la escena de la película Pocahontas donde la abuela Sauce aconseja a Pocahontas. Este es uno de los momentos de mi vida en los que acudo a la abuela Sauce a pedir consejo, porque inevitablemente es quien mejor creo que me va explicar ciertas cosas que no puedo preguntar a nadie más. Y ahora os explico por qué.

sauce

Hace unos meses os conté que por fin tomaba unos días de vacaciones, muy esperadas después de muchas cosas que me habían pasado, algunas no muy fáciles, pero que  a veces la vida no te pregunta lo que quieres. Sin embargo, nos íbamos unos días de desconexión, avisé que el móvil estaría apagado, que simplemente me tocaba desaparecer una semana. Y no fue mejor momento en el que pudimos hacerlo y estar los dos solos disfrutando de un sitio mágico, de playas, de atardeceres, de excursiones y nuevos paraísos. Me lo tomé con tanto relax que empecé a notar que mi cuerpo también se relajaba y de ahí que hubiera cosas que me hicieran sospechar.

También habíamos decidido relajarnos con la comida y disfrutar, habíamos comprado algo de embutido para hacernos bocatas e ir a pasar el día a la playa, una botellita de vino para por las noches picar algo y habíamos decido salir a cenar por el puerto un día y otro también. Inexplicablemente y aunque en mi familia se han dado casos de adoración por el queso, empecé a notar que me apetecía queso a todas horas. Yo ya no tomo lácteos así que pensé que mi cuerpo me lo pedía porque los necesitaba de alguna forma… pero esto no fue lo único que me dio la voz de alarma. Estaba hinchada y recordé que había más de 10 días que me tenía que haber bajado el período, así que en mi cabeza se encendió una lucecita y dije: no puede ser, pero ¿y si es? Estábamos allí, los dos solos, de desconexión, disfrutando y sinceramente fue el mejor momento para enterarnos de aquella maravillosa noticia, tras un test de confirmación: íbamos a ser papás.

En ese momento, para el que se lo pregunte, no sabes qué decir, no es que no nos hiciera ilusión y saltaran los fuegos artificiales, es que se te pasan muchas cosas por la cabeza. El momento es maravilloso, pero de repente te ves al borde de un precipicio porque no sabes qué va a pasar. Sabes que lo quieres y que es como un milagro, pero en el fondo sientes vértigo porque esto sí es “para toda la vida”.

estoy-orgullosamente-embarazada-gifs

De entre todas las cosas que esperas que te pasen, esta es una de ellas en las que no sabes cómo reaccionar. No tienes manual de instrucciones y a cada una le pasa una cosa con su cuerpo. Cierto es que mis amigas acaban de pasar por ese proceso y gracias a ellas tengo mucha información, pero no puedo evitar echar en falta una muy importante. Aun así, mi pensamiento es positivo e intentaré hacerlo lo mejor posible, y de lo poco que sé, creo que le habría gustado mi forma de pensar y de cómo llevarlo.

Por supuesto la noticia ha traído mucha alegría, y yo estoy inmensamente agradecida a la gente que se alegra por nosotros. Estamos muy felices y de momento todo está yendo muy bien. Si todo va como lo esperado seremos uno más para mediados de mayo, fecha que me gusta mucho por varias razones, pero que además, creo que no podía haberse dado mejor. Igualmente, será bienvenid@ cuando decida salir, y esperemos que pueda elegirlo el bebé.

Sé que esto ya está muy avanzado y que podría haberlo dicho antes, porque forma parte de mi día a día, pero en estos meses he estado haciéndome a la idea y haciendo todo por cuidarme y por llevarlo de la forma más natural posible, porque recuerdo una cosa para el que lo necesite: estar embarazada no es una enfermedad, es un estado de buena esperanza. Yo además estoy teniendo la suerte de llevarlo bien, con náuseas los tres primeros meses (en Estambul los olores y la comida se me hicieron un mundo pero bueno), con algunos picores en el cuerpo, oídos taponados y algún antojo de comida fuera de lo normal, pero prácticamente puedo decir que está siendo tranquilo. Casi no he cogido peso pero mi barriguita ya se va notando. La matrona dice que esto está estupendo y que no me preocupe que ya habrá tiempo de cogerlo, así que yo no me preocupo.

a0a1e627a1d3f6e215ed018381c64f93

La ecos han ido muy bien, pero enseñaros una es como poneros cualquier manchurrón negro. No es que sea una insensible, es que encima tenemos las peores instantáneas que podían habernos dado y no se se distingue bien. Así que si no os importa, en esta ocasión nos lo vamos a reservar para nosotros, pero sin querer ofender a nadie.

Más cosas que pueda contaros, pues que ahora es cuando empezamos con todo el cambio de habitación y adaptación de la casa y de nuestras vidas. Por eso comenzamos el año con cambios, porque es cuando hemos decidido hacerlo realidad. Y seguramente haga de vez en cuando un post sobre este tema, no quiero tampoco monopolizar el blog con el futuro acontecimiento, pero sí que formará parte de mi día a día y a lo mejor a alguien le puede servir alguna de las cosas que ponga.

Solo quería compartir esta buena noticia en un espacio donde un día me propuse que sería para contar “mi lado bueno de las cosas”, y este no podía haber venido en mejor momento para mí por muchos motivos. No creo que sea egoísta decirlo y menos aún sentirlo, creo que las cosas pasan por algo, he descubierto que tenemos muchos momentos mágicos a lo largo del día pero hay que saber estar atento y hay que agradecerlos. Lo que nos ocurre en la vida puede ser bueno o menos bueno pero todo lleva a un aprendizaje del que hay que disfrutar. Yo no puedo estar más feliz, y cuando estos días he tenido bajoncillos alguien dentro de mí me da golpecitos recordándome que va a venir a crear momentos inolvidables, y es alucinante que pueda sentir cuándo tiene que moverse para que lo recuerde y hacerme sonreír. Alucinaríais si supierais lo emocionante que es ver que sabe lo que está pasando, eso o me estoy volviendo un poco loca, pero yo prefiero creer que las cosas pasan por algo.

Así pues, deseo que todas aquellas personas que estén buscando lo mismo, lo encuentren, que no es inmediato y que viene cuando tiene que venir, que por encima de todo antes hay que disfrutar de la vida para poder darla. Y que pase lo que pase, la vida sigue, con sus cosas buenas, pero hay que saber observar y agradecer todo lo que ocurre con el corazón abierto.

Os dejo por esta semana. Espero no haberos aburrido y que dentro de poco pueda contaros más cosas. Por cierto, ya sabemos lo que es, y estamos encantados. Cabaña 2.

Feliz semana.

its a boy colored

Y de regalo: 365 nuevos días

“Mejor que seas tú

quien decida tu futuro,

porque es donde pasarás

el resto de tu vida”

                                                              Anónimo

Después de otras Navidades ya pasadas para mí, creo que cada año voy a darle más importancia a disfrutar las próximas con aquello que más me apetezca. Para mí las Navidades dejaron de ser mágicas hace mucho tiempo y me encantaría que volvieran a ser como antes, pero dejaremos el pasado atrás y crearemos un presente y futuro nuevos. Buscaré otro tipo de magia.

Durante estos días las redes sociales y los blogs se llenan de palabras deseando los mejores días, las mejores noches y que nos traigan muchas cositas los reyes. Se llenan de personas con nuevos propósitos de año nuevo, de los que luego cumplimos la mitad, pero que por algo hay que empezar. Si hacemos una lista de 10, puede que cumplamos 3 y creo que con eso es suficiente. Porque pienso que es mejor ponerte muchos objetivos y aspirar a más, si no es este año, es porque no tenía que ocurrir, otros se habrán cruzado de por medio. En algún momento se cumplirán. Seguid haciéndolo.

Yo estos días he aprovechado a entretenerme y a no pensar que era Navidad. Necesitaba reorganizar ciertas cosas en casa, y me ha venido muy bien. Aprovecho a recomendar a tod@s una limpieza general de los cojones y cajas que tengáis. En mi caso, y con vistas a un futuro próximo, no podía haber elegido mejor momento. He encontrado cosas que hacía mucho, mucho tiempo que no veía. Hace tres años hicimos la última mudanza y pensaba que había extraviado algunos objetos en ella. El problema es que no las tenía localizadas y ahora las tengo controladas.  Pero no solo he encontrado cosas sino que también hemos empezado a cambiar algún mueble. Teníamos pensadas muchas más modificaciones, pero me he dado cuenta que podemos reutilizar y reciclar los espacios, y ya os enseñaré el cambio. De momento, lo que sí que entraba dentro de la nueva etapa era una cama nueva más alta y con cajones, para almacenar, que ahora vamos a necesitar huecos nuevos. Aquí está:

cama2

Como veis yo también empiezo el año con cambios, dejé atrás el 2014 que era lo que necesitaba, aunque sí que le debo muchas cosas buenas, pero su comienzo no fue lo mejor. Ha sido duro y me ha hecho modificar muchos pensamiento e ideas que creo que necesitaban una vuelta. Siempre se pueden sacar cosas buenas y cosas malas de cada año, porque hacemos balance, pero prefiero mirar más al presente e incluso al futuro, pero sin preocuparme en exceso. Para 2015 he decidido ser feliz, el resto lo vamos viendo, es cuestión de ir día a día.

Solo quiero que para este año nuevo sumemos y no restemos. Que ciertas personas que sé que necesitan una buena noticia, por fin llegue, que haya salud para todos y que riamos un poco más. Que siga saliendo el sol pero que llueva un poco, yo querría un invierno corto y una larga primavera y un largo verano, aunque este 2014 me quedo con el otoño. Que tengamos más accidentes afortunados, pero que sepamos leer las señales. Que todos los días sigan teniendo algo mágico y que nos vayamos a la cama pensando en aquello que ha merecido la pena ese día. Y así, 365 días más.

Que cuando siga teniendo momentos menos buenos, alguien aquí dentro me recuerde que vendrá para hacerme la más feliz. Es muy curioso cómo reacciona el cuerpo a veces, y te manda señales. Y sentirlo es lo mejor que me está pasando ahora. Y de ahí el gran cambio que vendrá este año. Poco a poco lo iré descubriendo.

Y para el que quiera, os voy a desear muchos de estos para disfrutarlos con las personas que más os importen. No tienen por qué ser en paraísos bananeros, vale cualquier lugar del mundo donde estéis a gusto.

IMG_3412

Volvemos  a nuestra rutina, o no, pero volvemos a contar 365 días cargados de regalos, de risas, de pensamientos, de conocimientos y de sueños. Cuando queráis daros cuenta habrá pasado un año más.

Me han mandado una cosita hace unos días, o unas semanas, pero me gusta mucho y quería ponerla. Que tengáis una buena semana y abrigaos, el invierno ha llegado aunque no os lo haya recordado.

IMG_3666